Lesión de poleas en escaladores

Lesión de poleas en escaladores

No hay ningún otro deporte en el que los dedos se utilicen tanto como en la escalada. Deben soportar mucha carga a pesar de ser una estructura tan pequeña, incluso en presas de pequeño tamaño, parece imposible que escaladores de nivel puedan mantener todo su peso en tan solo 2 dedos.

escalada

Vamos a explicar de forma resumida la función de las poleas, cómo se lesionan y cómo prevenirlo.

En nuestras manos, las poleas tienen una función protectora de las vainas sinoviales, “funda” por donde pasa el tendón. Toda esta estructura “polea-vaina-tendón” en buen estado, permite una biomecánica correcta y una “lubricación-roce” adecuada.

Captura de pantalla 2015-05-12 a las 13.16.07 Captura de pantalla 2015-05-12 a las 13.17.50

Cuando sometemos a las poleas a mucha tensión durante un tiempo prolongado ya sea por competición o periodos de entrenamientos intensos, comenzamos a tener dolor en la zona. El dolor nos indica que puede existir una inflamación en la vaina del tendón, el roce y la biomecanica se ven alteradas y podemos acabar produciendo, por exceso de tensión, roturas parciales o totales en la polea con sus consecuencias directas en el propio tendón.

Según últimos estudios, las poleas A2 y A4 son las mas importantes en la flexión y por tanto , las que mas se lesionan

 

Captura de pantalla 2015-02-24 a las 11.18.57 Captura de pantalla 2015-02-24 a las 11.19.34

Las poleas están sometidas a una gran tensión en la mayoría de las posiciones de los dedos, pero es en el agarre en arqueo sobre regletas pequeñas cuando todas las poleas están sometidas a una gran tensión y rozamiento ya que la articulación distal está en hiperextensión.

En esta posición tan estresante, los movimientos bruscos pueden provocar la rotura parcial o total de una polea. También son comunes los síndromes de sobrecarga causados por la sucesión de muchas lesiones pequeñas provocadas por forzar repetidamente los dedos en esta posición.

Para prevenir esto, es necesario pautar y planificar las sesiones de entrenamiento, no sobrecargar la zona y sobre todo, aprender a vendarnos las poleas a efectos de proteger y ayudar a estas estructuras a realizar su trabajo.

Captura de pantalla 2015-05-12 a las 13.16.16

 

 

Existen 3 formas efectivas de vendarse:

 

Vendaje simple: Vendar solamente la falange proximal, de modo que la A2 quede sujeta por un anillo de esparadrapo. Es muy útil como vendaje preventivo previamente a la realización de tracciones importantes en flexión. Este vendaje será de ayuda cuando sufres tenosinovitis o daño en las poleas cerca de la palma de la mano. También lo usaremos en cualquier otra falange a modo de tirita para proteger una herida.

mano01mano03

Refuerzo en X: Coloca la primera vuelta de esparadrapo en la falange proximal cerca de su articulación con la falange medial. Rodéala dos veces, después lleva el esparadrapo a la falange medial y da otras dos vueltas. Retorna con el esparadrapo dando otra vuelta sobre las dos que habíamos dado antes a la falange proximal. Cuando lleves el esparadrapo de la falange a la articulación dobla ligeramente los dedos para asegurar la movilidad. Este vendaje es el método recomendado cuando sufres daños en las poleas.

 

Protección-refuerzo normal: Con el dedo arqueado en forma de “c” pega una tira de esparadrapo a lo largo dejando solo la punta del dedo descubierta (los últimos 10mm) para sentir la roca. Después corta tres tiras de esparadrapo y ponlas en forma de anillo en cada una de las 3 secciones del dedo. Este vendaje es adecuado para prevenir lesiones en las articulaciones interfalángicas y puede usarse en lesiones leves con poco dolor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Actualmente con métodos clínicos o ecográficos se pueden diagnosticar de manera sencilla y rápida lesiones en las poleas. El dolor, la impotencia funcional o medir la distancia hueso-tendon con un ecógrafo, nos da una idea del nivel de la lesión.
El tratamiento conservador es el de primera elección en estas lesiones, siendo el quirúrgico el elegido en el menor de los casos.

Entrenar abusando de la posición de arqueo a intensidades y volúmenes inadecuados es la mejor receta para lesionarnos una polea. Planifica bien tu entreno, intenta que éste sea variado trabajando distintos aspectos.

Una mano equilibrada es aquella capaz de desarrollar fuerza en todas las posiciones. Cuando existe mucha diferencia de fuerza en distintas posiciones de agarre, deberíamos sospechar que quizás estamos haciendo algo mal.

 

 

Referencias:

 

Schoffl I, Einwag F, et al.:Impact of taping after finger flexor tendon pulley ruptures in rock climbers.J Appl Biomech. 2007 Feb;23(1):52-62.

 

Andrea Klauser, Ferdinand Frauscher, et al.:Finger pulley injuries in extreme rock climbers: depiction with dynamic US. Radiology. 2002 Mar;222(3):755-61.

 

  1. Moutet et al.: Rééducation et appareillage de la main traumatique. 1988, Paris: Masson .

 

Thomas Hochholzer, Volker Schoeff: Un movimiento de más… 2006,Madrid: Desnivel.

Websites: romofisioterapia, sherpagranada.

Un movimiento de más” Ed.Desnivel. Placa y Desplome: Taping Funcional

Captura de pantalla 2015-02-26 a las 11.59.44

 

Luis Morales Rodríguez-Parets
Fisioterapeuta
Luis@healthsport.es
www.healthsport.es

Deje su comentario